Según el FMI, bitcoin no debería ser de curso legal en El Salvador

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que bitcoin no debería utilizarse como moneda de curso legal en El Salvador e instó al país centroamericano a reforzar la regulación y supervisión de su recientemente creado ecosistema de pagos.

En un comunicado publicado el lunes, el FMI recomendó a El Salvador reducir el alcance de su Ley Bitcoin y mencionó los “riesgos significativos” que bitcoin tiene para la protección del consumidor, la integridad financiera y la estabilidad financiera.

El informe fue realizado luego de una visita oficial del FMI en el marco del artículo 4 de su convenio constitutivo, mediante el cual el organismo anualmente revisa la situación fiscal, monetaria y externa de sus miembros.

El FMI dijo que el bono de $1000 millones respaldado por bitcoin, anunciado por el presidente Nayib Bukele el sábado, no fue discutido en reuniones conjuntas entre funcionarios del gobierno y el organismo.

Aunque el análisis técnico del FMI no incluyó el anuncio del bono, la institución financiera dijo que los planes de El Salvador de comprar más bitcoin después de la emisión del bono, junto con el aumento de su exposición a bitcoin, “requerirán un análisis muy cuidadoso de las implicaciones y los riesgos potenciales para la estabilidad financiera” del país.

Según el FMI, la deuda pública de El Salvador podría escalar más allá del 95% de su PIB en 2026 si el país no implementa “medidas decisivas de política económica” para corregir el desequilibrio fiscal y aliviar las restricciones al crecimiento. La cifra de la deuda no incluye el bono de bitcoin anunciado el sábado, añadió el FMI.

Entre las medidas para limitar los pasivos contingentes fiscales, el FMI recomendó a El Salvador considerar la eliminación del fideicomiso de $150 millones creado para facilitar el intercambio entre bitcoin y dólares estadounidenses. También recomendó retirar los subsidios presupuestarios a Chivo Wallet, una billetera digital lanzada por el gobierno salvadoreño el 7 de septiembre.

Sobre el nuevo ecosistema de pagos que rige en el país, el FMI dijo que El Salvador debe implementar inmediatamente “una fuerte regulación y supervisión”.

Añadió que se debe obligar a la billetera Chivo a asegurar los fondos —en dólares estadounidenses y bitcoin— mediante “la separación y protección de los activos de reserva”.

La regulación bancaria, por su parte, debería añadir salvaguardas prudenciales, como requisitos conservadores de capital y liquidez, con el propósito de respaldar cualquier exposición a bitcoin, añadió el FMI.

“En el futuro, es necesario recopilar, clasificar y separar claramente los informes de las transacciones relacionadas con el bitcoin para clarificar el impacto en la economía, vigilar de cerca los riesgos y reclasificar partidas según sea necesario”, agregó el FMI.